Reuniones

Comienza la regeneración de la calle Iparragirre

Un reto, sin duda, motivador, para el que se cuenta con la colaboración de dos agentes importantes dentro del municipio y de la comarca: artesanos y comerciantes.

Urretxu dispone de un casco histórico de gran belleza que ha sido una referencia de servicios urbanos y un lugar de convivencia social cuyo corazón es la Plaza Iparragirre. Es un espacio de gran atractivo, limitado perimetralmente por las calles Iparragirre y Jauregi, identificable aún hoy pese a las distintas transformaciones urbanas.

Estas dos calles paralelas son muy importantes. La Calle Iparragirre tiene edificios de marcado interés artístico y es un destacado eje de comunicaciones, mientras que en la Calle Jauregi muchas casas todavía mantienen su parcela primitiva o solar.

Este espacio urbano ha perdido la capacidad de atracción con la que contaba, lo que supone un elevado riesgo de desertización. Sin embargo, dispone de una singularidad propia y una localización central que potenciaría la oferta minorista actual en Urretxu, debido a su belleza e historia, así cómo su patrimonio cultural y religioso.

Es, por tanto, una oportunidad que puede convertirse en una ventaja competitiva, de una forma complementaria a las acciones previstas para potenciar y fortalecer la nueva oferta minorista con el objetivo de frenar la reducción registrada los últimos años.